El problema de no tener en cuenta las diferencias de género

Durante mucho tiempo el cuerpo del varón ha sido tomado como la norma de referencia (véase Estándares y modelos de referencia). El cuerpo femenino se ha estudiado a menudo en cuanto a su desviación de esta norma. Con frecuencia, los resultados de los estudios de un solo sexo se generalizan más allá del sexo estudiado.

La investigación y el diseño deben planificarse para identificar diferencias significativas por sexo.

Ejemplo (Ciencia/Medicina): los modelos de diagnóstico para la osteoporosis han sido tradicionalmente desarrollados para las mujeres, y los criterios para identificar el riesgo en los hombres no estaban bien establecidos. La nueva investigación está considerando la progresión de la enfermedad en mujeres y hombres, mediante la evaluación del riesgo utilizando modelos de referencia específicas de sexo (ver Estudio de caso: Investigación de la osteoporosis en hombres).

Ejemplo (Ingeniería): Los dispositivos de seguridad, como cinturones de seguridad en los coches, se desarrollaron primero para adaptarse al hombre de percentil 50 (tomado como la norma). La falta de atención a los seres humanos de diferentes tamaños y formas puede causar daños no deseados. Los cinturones de seguridad convencionales no se ajustan adecuadamente a las mujeres embarazadas, por ejemplo, y los accidentes de vehículos son la principal causa de muerte fetal accidental debido a los traumatismos de la madre (ver Estudio de caso: Test de accidentes de automóvil para embarazadas).